Archivo de la categoría: Sin categoría

Refugiados: Sí, No ¿Por qué?

Después de semanas de debate, de rasgarse las vestiduras, hacemos una pequeña reflexión con respecto a los refugiados.

¿Son correctas las medidas tomadas por Europa?¿ Se está actuando como se debe? ¿Es una cuestión de solidaridad? Todo y esto y mucho más lo tratamos en una nueva tanda de nuestros podcast.

Esperamos que os guste

Anuncios

¿Por qué estás aquí?

|Víctor Puente|

Nuevo video después de mucho tiempo sin actividad en el blog, pediros disculpas. Con este nuevo formato queremos hacer más sencillo el mensaje que pretendemos difundir. En este primer video, tratamos algo muy sencillo y simplemente invitamos a cada uno a reflexionar y sacar lo mejor de sí mismo.

Disfrutad

Estamos de vuelta.

De Al Qaeda al Estado Islámico, de las Revoluciones de Colores a los movimientos de desestabilización y del H1N1 al Ébola

|Víctor Puente|

6072_259324120837258_251696561_n

Si hace unos días hablábamos del ébola y su posible relación con una nueva guerra psicológica íntimamente relacionada con pasadas epidemias, como la gripe aviar y posteriormente la porcina, hoy vamos a hablar de otros hechos pasados que se vuelven a proyectar en el tiempo presente y que parecen cortados sospechosamente por el mismo patrón.

Después de la mañana del 11 de septiembre de 2001, entró en nuestras vidas un poderoso temor hacia el mundo islámico de la mano de una fuerza terrorista llamada Al Qaeda y liderada por Osama Bin laden. Así, un contacto de la CIA entrenado y formado por los servicios secretos, paso a ser el enemigo público número uno de EEUU y casi del mundo. Y por si no fuera suficiente con esto, unos pocos videos caseros trucados y publicados con destreza, y manejando perfectamente los tiempos, mantuvieron la paranoia durante unos casi diez años más, alargando el fantasma del terrorismo y probablemente la vida de un, parece, hace años fallecido Osama.
Sigue leyendo

Ébola: ¿Pandemia, arma biológica o producto de la Industria Farmacéutica?

|Ángel López||Víctor Puente|

3808

Si escuchas a alguien hablar sobre el ébola, diga lo que diga, deberías saber que las cosas están mal, y que van a ir a peor. Quizás no por qué el proceso sea ya irreversible, que lo es, sino por que quienes crean el virus poseen también el antídoto y se van a encargar por todos los medios de cuándo y en qué momento se libera.

Una vez el virus ha dado el paso a Occidente, y una vez ha mutado (el ébola al que nos enfrentamos no es la cepa original), se ha creado la alarma bacteriológica y el pánico global. Se han activado los protocolos de seguridad y toda la parafernalia demagoga de las élites que esto conlleva, esa que les hace sacar pecho frente al mundo y decirles: ‘’se están haciendo las cosas lo mejor posible ‘’.

Lo cierto es que la expansión del ébola era irremediable y no por su  facilidad de contagio, siendo esta menor que la del H1N1, sino porque, y ya lo apuntamos en anteriores entradas de este blog, se trataba de algo perfectamente orquestado. La periodicidad con la que surgen grupos armados terroristas, pandemias, guerras en Oriente Próximo, Revoluciones de Colores… Delata una agenda minuciosamente trazada y que responde nuevamente a una guerra psicológica
Sigue leyendo

¿Es el ébola un nuevo experimento de ingeniera social?

OperaciC3B3n-Pandemia

Todos recordamos la gripe H1N1, si aún no viene a tu memoria seguro que bajo el nombre de gripe porcina se te habrá despejado toda duda. Pero en que quedo todo eso, tras protocolos de actuación sanitaria, medidas preventivas y compras masivas de vacunas, casi prerrecetadas por la OMS, el virus pareció ser poco más que la típica gripe, esa que casualmente muta cada año, y a la que tantos esfuerzos clínicos se destinaron.

Pues bien, una vez superada la paranoia de la pandemia ,y con ingentes cantidades de vacunas hacinadas, parece que se vuelve a desatar una nueva pandemia. Esta vez es el ébola, un virus que se creía ya erradicado y que se pasea por Africa amenazante.

El continente africano esta siendo testigo de un nuevo brote que amenaza con trasladarse al resto de continentes, la situación de alarma esta ya creada y tras la primeras sospechas de que se están dando casos en EEUU, la OMS se dispone a reunirse hoy  para fijar las nuevas líneas de actuación, posiblemente similares a las de viejas pandemias.
Sigue leyendo

La Singularidad Tecnológica: ¿Control o Extinción?

Ésta es la primera época en la que se ha prestado mucha atención al futuro, lo cual es irónico, ya que puede que no tengamos uno.

—Arthur C. Clarke

Imagen

|ÁNGEL LÓPEZ|

La Singularidad, o Singularidad Tecnológica es un acontecimiento futuro en el que se predice que, en un determinado momento, el desarrollo de la inteligencia humana será acelerado por el desarrollo tecnológico. La Tecnología, entonces, supondrá una variable totalmente incontrolable en la evolución humana, convirtiendo nuestro futuro en algo incierto. El nombre deriva de la Singularidad Espaciotemporal (Agujeros Negros), donde las leyes de la física dejan de ser válidas, y la divergencia hacia valores infinitos hace imposible el definir una función. Algo parecido sucedería con el desarrollo humano. Llegado el punto en el que las Nuevas Tecnologías irrumpen en nuestra evolución y aumentan la velocidad de desarrollo, así como las posibilidades, hacia límites no predecibles, ya no es posible adivinar hacia qué clase de futuro tenderemos (demasiadas variables en juego como para predecir un único curso de acción). El término fue acuñado en los años 60 por John von Neumann.

Sigue leyendo

“La Experiencia Mediática: Cuando la voluntad no es suficiente”

Imagen

|VÍCTOR PUENTE| |ÁNGEL LÓPEZ|

La experiencia determina nuestras vidas y nuestro comportamiento, valores y creencias se forjan inexorablemente por ella, pero ¿hasta qué punto los modelos de vida expuestos por el cine y la televisión configuran nuestra conducta social, nuestra experiencia mediática?

¿Qué a qué llamamos experiencia mediática? Podríamos definirla como aquellos conocimientos acumulados que no parten de una experiencia física y real, y que por otra parte, pasan a formar parte de nuestro sistema de creencias de una manera casi indiscriminada a través de la televisión, el cine o incluso Internet.

Las representaciones que se hacen sobre el quehacer humano, donde se intentan reproducir sus modos de vida desde la pantalla de un televisor o la de un cine, muchas veces se corresponden con la visión estereotipada e interesada de una industria encaminada no solo a hacer millones, si no a impulsar valores y modelos de conducta pacientemente preconstruidos. Este tipo de proposiciones están acompañadas de un modelo comunicativo feroz, donde, a través de un sistema de parpadeo controlado, el receptor desactiva su filtro crítico y pasa a absorber y a adueñarse de toda una serie de condicionamientos de tipo social, lo que algunos teóricos han pasado a denominar como estado alfa (ver Alan Watt “La manipulación de la mente humana”). Parece demostrado que la mayoría de patrones de conducta se transmiten no en los informativos, sino en las series o en las películas, especialmente las de humor, en donde el filtrado es mucho menor y el grado de prevención es muy limitado.

Sigue leyendo

“Oiga, manipúleme todo lo que quiera pero no me quite un canal de cine”

 

monopolio-mediatico-peq

|ÁNGEL LÓPEZ|

Durante los últimos días, se ha producido una reacción inusual en nuestro país. Resulta que a raíz de la decisión del Tribunal Supremo de cerrar nueve canales de TDT (la mayoría pertenecientes al grupo Atresmedia, lo que consolida notablemente el dominio de Mediaset), la población, en especial las Redes Sociales, se ha movilizado fervientemente contra la maniobra. Con argumentos como “Es una vergüenza que se cierren canales de cine antes que aquellos cuya programación solo contiene telebasura” (y esto parecía una alusión directa a ese canal que empieza por Tele y acaba por Cinco) o “Esto solo contribuye a que los Medios de Comunicación cada vez estén más concentrados”, muchos individuos han demostrado su claro descontento.

Sintiéndolo por ellos, yo solo puedo considerar esa clase de reacciones y comentarios como tristes y automanipuladores. ¿Desde cuándo Atresmedia no es un poderosísimo conglomerado de medios en nuestro país? ¿En qué momento ha cesado la concentración mediática en España? Y lo mejor, lo de las películas. Hilarante. Pero vamos a ver, ¿cuándo han dejado de ser las series y películas instrumentos de manipulación subconsciente que las élites utilizan para dirigir y predeterminar los modos de vida y cursos de acción de los espectadores? De nuevo, reacciones tristes e incluso patéticas. Parece que aquí a nadie le importa un carajo la Libertad de Expresión y la Concentración Mediática hasta que le quitan un canal de cine. Entonces todo el mundo es un iluminado, todo el mundo critica la manipulación mediática, la programación basura y la carencia de información objetiva.

Sigue leyendo

Obsolescencia Social Programada

Imagen

 

|ÁNGEL LÓPEZ|

Para quien no esté familiarizado con el término, la obsolescencia programada hace alusión al deterioro planificado y sistemático al que está sometido casi cualquier producto en nuestra sociedad. El fabricante crea, digamos, una lavadora, y esta se estropeará a los cinco años. Hagamos lo que hagamos, la cuidemos mejor o peor, a los cinco años dejará de funcionar.

La idea surgió tras la Gran Depresión, cuando las empresas buscaban “nuevas formas de estimular la economía”. En los años 50 el término adquirió una gran popularidad y hoy en día es imposible encontrar un producto que no esté sometido a ella.

El otro día, cuando mi impresora murió a causa de este proceso, estoy convencido de que fue debido a ello ya que no la he tratado excesivamente mal, al menos que yo sepa, no pude evitar pensar en el tema. Y cuando más tarde vi, como suele ser habitual, el desfile de noticias cuidadosamente tratadas de los noticiarios matinales,  la impresora y el adoctrinamiento se fusionaron en mi cabeza.

Porque la obsolescencia programada se refiere solo a los objetos, pero ¿y si se nos está aplicando también a los seres humanos? Cada vez somos más tolerantes a la violencia y el autoritarismo, renunciamos más fácilmente a nuestros derechos y nos insensibilizamos sin pestañear ante todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Puede, al fin y al cabo, que nuestros fabricantes sociales (con la educación y el adoctrinamiento como herramientas) se hayan hecho acopio de tan exitosa idea.

Sigue leyendo